Un poquito más cerca de la estación del verano. Ya podemos ir pensando en qué playas vamos a visitar.

Muy cerca de Cabo Menor y del club de golf Mataleñas, accedemos a esta playa de Santander por la calle que sube al Faro de Cabo Mayor, podemos encontrar aparcamiento (menos de 50 plazas) muy cerca.

También puedes acceder caminando desde el Sardinero hay un camino peatonal que te invita a dar un paseo por la costa de 1,8 km aproximadamente. Recorreremos este paseo más adelante.

Rodeada por acantilados muy altos, llegamos al arenal a través de una escalera empinada, el acceso no está adaptado para minusválidos. Este aislamiento geográfico que parece alejar el entorno de la ciudad aporta gran belleza a la playa.

Sus aguas cristalinas y la arena fina de color tostado son reclamo suficiente para que sea una playa con un elevado grado de ocupación. De no ser así, más de uno se lo pensaría dos veces antes de bajar a jugar a la playa.

Se considera una playa de oleaje moderado donde se puede realizar fondeo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *