Siempre que he visitado la zona norte de España he disfrutado de su gastronomía. Y Santander, capital cántabra, tiene mucho que ofrecernos.

Lo primero que me llamó la atención, fue ese entrante o aperitivo para untar con tostas, el pastel de cabracho.

El pastel, pudin o paté de cabracho es un plato tradicional de Asturias, Cantabria y País Vasco. ¿O no se trata de un plato tradicional? En realidad la receta del pastel de cabracho tiene aproximadamente unos 30 años. Antiguamente el cabracho se usaba para darle a sabor a las sopas y calderetas de pescado porque es un pescado que tiene muchas espinas y poca carne. En los pueblos cántabros costeros es muy típico, se dice que es una variación del budín de merluza, cuya receta original se encuentra en el libro de cocina de María Mesteyer (La Marquesa de Parabere) La Cocina Completa, Madrid 1933.

Puede llegar a pesar hasta casi 3 kg pero son raros los ejemplares de más de 1,5 -2 kg. Normalmente se encuentra a profundidades desde los 10 a los 500 m, aunque es posible encontrarlos con poca agua semienterrados en la arena.

Es un pescado muy sabroso, su color varía del rojo al naranja y tiene una carne muy firme y agradable al paladar. Tiene sabor a marisco y por este motivo es ideal para la elaboración de pasteles, salpicones, etc…

¿Queréis saber la receta?

Es posible que encontréis un montón de recetas si buscáis por internet. La más famosa es la del cocinero vasco Juan María Arzak.

Prácticamente todas las recetas son iguales, cada una tiene alguna variante ya sea por cantidades de los ingredientes, elaboración o presentación, pero en definitiva va al gusto del consumidor. Para eliminar el veneno de las espinas e cuece el cabracho durante unos minutos (algunas recetas en caldo de pescado y otras al vapor). Se desmiga y se quitan las espinas grandes, se mezcla la carne con salsa de tomate, nata, zanahoria, apio, etc… se forma una masa que se pone en un molde (o en moldes individuales) y se pone al horno al baño María.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *