Volvemos al paseo marítimo de Santander y dando un paseo desde el Dique de Gamazo (que ya visitamos anteriormente) a apenas unos minutos caminando, llegamos al Museo Marítimo del Cantábrico. Situato entre el promotorio de San Martín y la playa de los Peligros, rodeado de naturaleza y sin aglomeración de edificios en su entorno.

El Museo Marítimo del Cantábrico, obra de los arquitectos Vicente Roig Forner y Ángel Hernández Morales se construyó entre 1975 y 1978 y se inauguró en 1981, en 1982 se hizo cargo de él la Diputación Provincial de Santander.  Pero su historia se remonta a 1886 cuando se creó la Estación Marítima de Zoología y Botánica Experimentales que se instaló en Santander en 1889. Junto al Museo del Real Astillero de Guarnizo, fundado en 1948, se crearon los precedentes para la creación del actual MMC. Posteriormente, las colecciones se han visto enriquecidas por Institución Libre de Enseñanza, la Escuela de Náutica de Santander, el Instituto Español de Oceanografía y el Centro de Estudios Montañeses.

El MMC consta de dos edificaciones de hormigón. En 1999, el arquitecto José María Páez realiza un proyecto para la ampliación del museo, adosando un nuevo bloque a lo ya construido y aumentando las dimensiones de 2200m2 a 8500 m2. Las dos primeras edificaciones, estaban inicialmente unidas por una marquesina que se derribó durante la restauración que duró hasta el 2003.

IMG_2599

¿Qué puedes ver en el Museo Marítimo del Cantábrico?

Peces. Muchos de vosotros pensaréis en la respuesta obvia. Y si, evidentemente, hay peces. Pero el Museo Marítimo del Cantábrico te ofrece mucho más. En él puedes descubrir la historia y la tecnología del cantábrico y como se dio a conocer al mundo. La actividad marítima ha sido una actividad que ha influido mucho en el desarrollo socio cultural y económico. Hay una amplia colección de artilugios de pesca y navegación que tras el transcurso del tiempo son curiosos elementos, que en su momento y con los recursos que tenían a su disposición se usaron con mucha lógica para obtener los resultados deseados. De esta zona del litoral zarparon muchos barcos a buscar nuevos destinos. Es muy interesante, sobre todo para aquellos que os fascine la náutica y todas las actividades relacionadas con el mar, conocer la evolución del utillaje en marinería y navegación.

Además, hay peces, sí. El MMC tiene en sus instalaciones unos acuarios con más de 3000 m2 de exposición.

Actualmente el museo tiene un programa expositivo articulado en cuatro grandes secciones: La vida en la mar. Pescadores y pesquerías. El Cantábrico y la mar en la historia. Vanguardia tecnológica frente a la mar.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *