Situada en el muelle de la Monja y construida en 1896 por Sheldon y Gerdtzen. Consta de una base de hormigón sobre la que se encuentra la cabina de manejo y el brazo de la grúa. Está muy bien conservada, y su situación es envidiable. Está a pocos metros del Palacete del Embarcadero, da inicio al Paseo Marítimo y posee unas espectaculares vistas panorámicas sobre toda la bahía.

Se construye para atender la necesidad de descarga de bultos cuyo peso fuera superior a tres toneladas y evitar que los buques que llegaban desde América colonial se desviaran a otros puertos como Bilbao.

Gracias a un plan de mejora de la Costa Norte de la bahía y la construcción de la Grúa de Piedra (de 30 toneladas y 14 metros de altura), que fue una de las muchas que hubo en estos astilleros y que hicieron que Santander, conocida como villa pesquera, creciera y se convirtiera en una gran potencia industrial y en uno de los puertos más importantes de España.

Es curioso que esta construcción industrial, de poca belleza arquitectónica, sea uno de los símbolos de Santander. Pero no debemos olvidar que la ciudad evolucionó siendo residencia veraniega de la Corte Real a principios del siglo XX y que sufrió un terrible incendio en el 41 que destruyó todo el casco viejo de la ciudad y gran parte del patrimonio histórico que obligó a la regeneración de la ciudad y con el paso del tiempo se logró tener un bonito paseo marítimo del muelle de Calderón del que sólo se conserva la Grúa de Piedra como testigo de otra época.

En 1980 la Junta del Puerto pone de manifiesto la necesidad de realizar un reforzamiento del muelle, trabajos en los pilotes descarnados, dragado y encofrado de un muro de la Grúa de Piedra. En abril de 2010 tres submarinistas ayudados por una pequeña grúa situada en una plataforma (metida en el mar) inician las obras de reforzamiento realizando trabajos en los pilotes descarnados de debajo del muelle. La grúa de piedra, con sus ochenta años de existencia es, en noviembre de 2010, la que más toneladas puede izar entre las que hay en el puerto, que no pasan de las doce toneladas.

Grúa de Piedra 2

El muelle tiene el inconveniente de su poco calado, por lo que únicamente pueden atracar barcos pequeños y medianos.
La construcción del edificio Botín, delante de los Jardines de Pereda y junto a la terminal de ferrys y la Grúa de Piedra abrió la polémica de la necesidad de trasladar a ambos para llevar a cabo el proyecto. Finalmente se decidió no modificar la ubicación de la Grúa de Piedra. A pesar de que en la actualidad esta ciudad está más asentada en el turismo y las empresas que en los astilleros, esta grúa permanece guardando el recuerdo del viejo puerto y es lugar de encuentro habitual para comenzar el paseo por la ciudad y también de los jóvenes para comenzar una ruta nocturna.

Mapa

icon-car.pngKML-LogoFullscreen-LogoQR-code-logoGeoJSON-LogoGeoRSS-LogoWikitude-Logo
Grúa de Piedra

cargando mapa - por favor, espere...

Grúa de Piedra 43.461342, -3.801924

Comparte tus fotos de la Grúa de Piedra de Santander con nosotros en Instagram o Twitter con el hashtag: #SantanderEnMiMano. ¡Las esperamos!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *