Corbatas de Unquera, uno de esos postres de Cantabria deliciosos, pero hay tantos…

En realidad las corbatas son básicamente hojaldre en forma de cobarta (echándole imaginación) con una especie de glasa, que le da ese gusto de merengue dulzón y almendras. Este es el tipo de corbata básica, pero hay una amplia variedad de estos dulces, recubiertos de chocolate negro, chocolate blanco, lisos, etc…

¿Habés visitado alguna vez Unquera?

Unquera es una pequeña localidad, al oeste de Cantabria, de aproximadamente unos 893 habitantes que pertenece al municipio de Val de San Vicente.

Se encuentra en la desembocadura del río Deva, muy cercano a Asturias. Creo que como muchos de sus visitantes, no he hecho parada en Unquera a no ser para parar a comprar este postre típico (que realmente ya se encuentra en todos los lugares). Para mí, Unquera es el pueblo de paso al desfiladero de la Hermida, el camino que tomo habitualmente para llegar a Potes. Ruta que pertenece al camino Lebaniego.

¿Queréis probar esta receta?

Cantidades para 32 corbatas:

  • 2 láminas de hojaldre rectangular
  • 2 claras de huevo
  • 2 cucharaditas de zumo de limón
  • 200g de azúcar glas. También se puede usar el preparado especial para hacer glasa que luego no nos complica tanto el trabajo.
  • Almendra troceada cruda para decorar

Precalentar el horno a 190ºC

En un cuenco se echa el azúcar glas, la clara de huevo y la cucharadita de zumo de limón. Se revuelve todo enérgicamente con unas varillas hasta que esté todo bien mezclado y sin grumos. Esto es lo que se conoce como glasa.

Se estira un poco el hojaldre con un rodillo y se corta primero a la mitad en horizontal, y cada parte en 16 tiras.

Se coge una de las tiras de hojaldre y se retuerce uno de sus extremos, con una vuelta suficiente. Echándole imaginación debería parecerse a una corbata.

Se ponen las corbatas en una fuente de horno sobre papel vegetal. Se cubre la superficie no retorcida de cada corbata con la glasa y se espolvorea también esa parte con unas almendras troceadas crudas.

Se meten las corbatas al horno en la parte de arriba. Hay que hornearlas unos 10-12 minutos a 190ºC, pero siempre hay que ir echando un vistazo por si se hacen más rápido.

¿Os han salido bien?

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *